1 comentarios

Cumpliendo sueños

Apenas puedo creer como perdí diez años de mi vida lamentando "las cosas que nunca pude hacer".

Tengo una profesión que no es la que hubiera elegido para mí... larga historia... solo puedo decir que una cosa llevó a otra, y cuando acordé, ya había concluído mi carrera profesional.

Y un día, de repente, como si estuviera descubriendo el hilo negro, noté que, si todavía me quedaban por lo menos treinta años de vida laboral, significaban por lo menos 30 años con capacidad de aprendizaje y entendimiento, que no debía desperdiciar lamentándome por lo que no pude hacer, si no esforzándome por volver realidad mis asuntos pendientes, y mejorar el sentido de mi vida.

Así pues, he aquí los sueños pendientes que poco a poco se vuelven realidad:

1. Maternidad: Sin duda el más importante, porque alrededor de mi hijo giran la mayoría de mis decisiones. Desde niña, recuerdo que mis pensamientos empezaban con la frase "cuando tenga mis hijos". Incluso, mi primer sueldo lo gasté en una colección de libros de cuentos "para cuando tenga mis hijos". Pronto este sueño cumplirá 12 años de realizarse diariamente.

2. Tocar violín: Lo soñé desde los ocho años, y la respuesta siempre fue "no". Tocar violín, y si fuera posible, tocar en orquesta, y si fuera posible, ser la solista de la orquesta. Lamenté tanto tiempo no haberlo podido realizar... y sin embargo, mientras perseguía otro sueño, de repente, este tuvo la oportunidad de volverse realidad. Y si hay un lugar en este planeta donde soy completamente feliz, es en la sala de conciertos donde tengo la oportunidad de ensayar cada martes y cada viernes con la orquesta a la cual pertenezco.

3. Convertirme en escritora: Desde que leí por primera vez "El Diario de Ana Frank", soñé con escribir algo que me haga perdurar en este mundo cuando llegue mi momento de irme... todavía no lo he logrado, pero me estoy esforzando por cumplirlo... y sé que, eventualmente, lo lograré.

4. Conocer a mis artistas favoritos en vivo: Puedo hacer una larga y kilométrica historia de este tema, pero resumiré diciendo que dos veces he asistido a conciertos de los Enanos Verdes, tengo en proceso la organización de una noche bohemia con Chao... y tengo una foto junto a Chayanne... ya solo me faltas tú Orlando.

5. Estudiar gastronomía: Sin duda, esta es mi vocación hablando profesionalmente. Y no, aún no he estudiado gastronomía para convertirme en chef... pero, modestia aparte (muy aparte), cocino bastante bien. Y aún no le pierdo la esperanza.

6. Llevar la contabilidad de un amigo muy querido: Mientras estudiaba la carrera, soñé con trabajar para un amigo, buscando la forma de siempre tener un vínculo con él. Huelga decir que lo eché a perder en un mal momento, y aún no me he disculpado por ello. Así que lo tengo pendiente dentro del siguiente sueño.

7. Poderle expresar mi afecto a la gente que quiero: Y esto incluye, poder expresar los buenos recuerdos que tengo de la gente que siempre quise, y los sentimientos que se quedaron atrapados. Entre las vueltas de la vida, las reuniones de la generación y las redes sociales, esta es mi realidad.

8. Aprender a tejer: Gracias a los telares, por lo pronto ya sé tejer bufandas. Me dirán que es trampa, pero hay que ver que les echo imaginación para que cada diseño sea original.

Todavía me quedan muchos sueños por cumplir, es cierto, pero esta lista me proporciona felicidad, al ver que, efectivamente, me estoy esforzando por vivir, en lugar de conformarme nada más con existir.
read more
1 comentarios

Ya no se puede rimar

Desde que empecé mis clases de escritura, me ha resultado especialmente difícil eliminar ciertos vicios, (les llamo así porque no encuento otra forma de llamarle) como es el de repetir palabras inconscientemente, incluso que se van a pesar de las mil revisiones que le doy antes de presentar mis textos a la maestra. Eso y los acentos, soy cuidadosa en la ortografía pero siempre se me pasan dos o tres acentos que no vi... Pero lo que más trabajo me ha costado es eliminar las rimas que plasmo sin querer.

No obstante entiendo, durante la prosa una rima involuntaria no es aceptable, estamos hablando de prosa, me he repetido muchas veces, y poner un especial cuidado en eso me ha tomado mucho tiempo, por fin después de muchos errores y varias semanas de miedo que llega al terror... se que tal vez piensan que estoy exagerando, pero el grupo que me ha tocado este curso es horrible, despedazan los textos sin miramientos y te dan comentarios tan crueles como "ese cuento lo sacaste de tal película ..." *~* "tu cuento parece pastorela de Iglesia de pueblo" X_X.... en serio que es la cosa más deprimente ver como algo que esforzaste en escribir, corregir e imprimir, acabe practicamente en la basura. Pero pues soy tenaz y un poco obstinada, cuando alguien me dice que no puedo, creo que es cuando más esfuerzo pongo en hacerlo... Así que allí voy paso a paso, o mejor dicho palabra a palabra.

Esperaba con ansias las clases de poesía, pero ahora tengo más miedo del que tengo en clase de cuento... el darme contra la pared con que... ya no se utiliza la rima...

No se utiliza ni siquiera en la poesía, como diría mi amiga Karla, entonces... ¿en dónde vamos a rimar, en las sopas de letras? ya no importa si abrazada, si es pareada o si es alternada, la rima no está bien vista, no en prosa, no en texto ni tampoco en la poesía....






Ya no se puede rimar
Por Alejandra Maraveles

¿Qué le queda a un alma que como la mía?
no deja de pensar que la rima es valiosa
un poema sin rima para mi no es poesía
una poesía sin rima para mi es horrorosa.

¿En dónde entrarán entonces mis queridas
sílabas compuestas de esfuerzo y amor?
¿En que lugar del mundo estarán vivas
si los críticos literarios las callan con vigor?

Los críticos pensarán mal de mis versos
dirán que son infantiles, rayando en lo atroces
no importando que ponga en ellos mis desvelos
cada rima mía la destrozarán feroces

Soy escritora, y mis poemas son mi orgullo
restaré a quien los critque importancia
no lograrán parar algo que no es suyo
no podrán eliminar en mi poesía resonancia.


read more
0 comentarios

Muriendo Lento...

¿Alguna vez han tenido esa sensación de que vas cayendo lentamente? Tal vez no, en mi caso se han dado en repetidos momentos de mi vida, sin embargo el más reciente fue hace apenas unas horas...

Tal vez muchos no lo sepan pero la confianza en mi misma es muy débil, así que con una pequeña palabra o a veces un gesto la poca confianza que me tengo tiende a desaparecer. Este fue el caso. Hace dos semanas en mi clase de escritura la maestra anunció que teníamos que presentarnos en un recital donde el resto de talleres creativos iban a presentarse con trabajos de los alumnos.

Durante todo el semestre sentí que mis textos no eran lo suficientemente buenos, y la maestra escogió los textos de la clase que más trabajo me costó y que en verdad no estuve conforne con el resultado... Tener que exponer delante de todos un trabajo pobre en mi caso minó la poca confianza que tenía.

Empezaron el recital y pues buenos cuentos y textos interesantes surgieron así que cuando me tocó a mi, yo temblaba de pies a cabeza, y se que hable demasiado rápido como suelo hacer cuando estoy nerviosa, además de la floja reacción de los asistentes. Cuando terminé de leer todavía tiré mi carpeta con todos los trabajos del semestre en frente de todos. 

Por allí dicen que "el que sueña alto cae con más frecuencia" En mi caso así es... pero eso no me va a quitar de mi sueño, al menos se que estoy cayendo porque lo estoy intentando..

Espero en un futuro poder decírles que en vez de morir lento, estoy viviendo rápido :)
read more
1 comentarios

nuestras debilidades

Ale tiene una debilidad muy definida, llamada BSB (Backstreet Boys) y la mía se llama NKOTB (New Kids on The Block) y ahora se llama The Block. Y nuestras debilidades son bastante compatibles, como se muestra en los siguiente videos.



BSB & NKOTB performance in American Music Awards 2010



NKOTB & BSB at Radio City Music Hall

Entrevista BSB y NKOTB ETonline
read more